9 ene. 2012

La nueva Oficina Judicial llega a Gernika, Durango, Bergara y Tolosa y culmina el despliegue en los partidos menores


El despliegue de la llamada nueva Oficina Judicial, consistente en la reforma del modelo organizativo de los Juzgados, ha culminado en todos los partidos judiciales menores de Euskadi, con la reciente incorporación a este sistema de Gernika, Durango, Bergara y Tolosa.

Esta reforma tiene el objetivo de garantizar que la Administración de Justicia cuente con "una gestión de calidad y preste a la sociedad un servicio público rápido, eficaz y amable", según ha explicado este jueves en un comunicado el Departamento de Justicia del Gobierno vasco.

De cumplirse los plazos previstos, la nueva Oficina Judicial se implantará en 2012 en Vitoria, Barakaldo y San Sebastián. El proceso íntegro, siempre según las previsiones, se completará el próximo año, cuando la reforma organizativa llegue también en Bilbao.

La consejera de Justicia, Idoia Mendia, ha explicado que la modernización del sistema judicial en Euskadi pasa por este nuevo modelo organizativo y por la implantación de las nuevas tecnologías de la información en el sector.

Mendia ha asegurado que "con los servicios públicos fundamentales de un país no se juega", por lo que, dada la trascendencia de un sector como el de la Justicia, la actual coyuntura económica "no será un impedimento" para seguir adelante con las reformas en este campo.

"La modernización de la Justicia como un sevicio esencial para los ciudadanos tiene en Euskadi dos carriles: la nueva Oficina Judicial, es decir, el nuevo modelo organizativo, y la implantación de las nuevas tecnologías de la información. Éstas son el Tren de Alta Velocidad de la Justicia del siglo XXI, y Euskadi ha cogido a tiempo este tren, porque con los servicios públicos fundamentales de un país no se juega", ha aseverado.

MODELO DEL SIGLO XIX

A su juicio, "la implantación de la Nueva Oficina Judicial no se va a paralizar porque la modernización de la Justicia no se lo puede permitir", ha asegurado. La consejera ha manifestado que el objetivo final es "acabar con los hábitos y funcionamientos del siglo XIX".

La reforma del modelo organizativo de los juzgados consiste, fundamentalmente, en facilitar la labor jurisdiccional de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado, en asignar nuevas responsabilidades al secretariado judicial y en crear nuevos servicios comunes procesales que atiendan al conjunto de órganos judiciales, así como a profesionales, a las partes y a los ciudadanos.

CAMBIOS

Como resultado de todo ello, se reduce en principio el tamaño de los actuales juzgados, pasando esos recursos liberados a formar parte de los servicios comunes procesales que se creen al efecto. También conlleva novedades terminológicas como, por ejemplo, la desaparición y consiguiente conversión del término Juzgado en Unidad Procesal de Apoyo Directo (UPAD).

La implantación de la nueva Oficina Judicial persigue, igualmente, la homogeneización de las actuaciones de la Administración de Justicia de los distintos partidos judiciales de la comunidad autónoma, "conforme a unos procesos de actuación claramente definidos y los protocolos de actuación aprobados al efecto".

La organización del nuevo modelo reside sobre un sistema de gestión de calidad "que alimenta un proceso de mejora continua en la Administración de Justicia, donde la participación y la colaboración de todas las partes implicadas resulta un pilar fundamental".

Para ello, en los partidos judiciales en los que se implanta el sistema se crea una comisión de coordinación y mejora, en la que están representados la judicatura, el secretariado judicial, el personal al servicio de la Administración de Justicia y el Gobierno vasco.


Fuente: teinteresa.es